VIVE UN BERLÍN DISTINTO EN SU MUSEO MÁS RARO

28/01/2021

VIVE UN BERLÍN DISTINTO EN SU MUSEO MÁS RARO

28/01/2021

Compártelo

EL MUSEO MÁS RARO DE BERLÍN DONDE ECHAR A VOLAR TU IMAGINACIÓN.

 

¿Te imaginas un lugar con los elementos de lo más variopintos? No sé, algo así como un Power Ranger de tamaño real traído de Japón, prótesis médicas antiguas, máscaras de gas de la 2ª Guerra Mundial, sillones de dentista, muñecos para primeros auxilios, una máquina expendedora que habla, un submarino para gatos, una vieja muñeca dando a luz, un asiento eyectable de un avión, cabezas de maniquí… Y continuamos para bingo con un gran pulmón de acero de mediados del siglo pasado, que parece más un ataúd de metal que un aparato para ayudar a la respiración artificial. El complemento perfecto que todo Frankenstein desearía poseer. Esto es parte de lo que te encontrarás en el museo más raro de Berlín.

museo-mas-raro-de-berlin
Design Panoptikum. Fuente: Philip Woolway

museo-surrealista-de-objetos-industriales
Objetos industriales. Fuente: Per-Ivar Nikolaisen

Design-Panoptikum
Sala del Design Panoptikum. Fuente: Per-Ivar Nikolaisen

EN CASTELLANO POR FAVOR

Cerca de la “isla de los museos” de Berlín, encontramos el museo más extraño de todos los que hay por ahí o, como lo define el fundador, el museo surrealista de objetos industriales. “Raro, no digo diferente digo raro”. Tiene que haber de todo en esta vida, ¿no? Eso mismo debió pensar el creador de este museo de objetos extraños, que ha recolectado más de 3.000 cosas random que te transportan a otro mundo. Rodeado de multitud de objetos industriales y mercancías de los últimos cien años que no pegan entre sí te sientes como en una aventura de ciencia ficción.

Todas las extrañas colecciones que se exponen rompen con cualquier estética y orden lógico, son confusas pero interesantes, con infinitas posibilidades creativas de interpretación. Su única finalidad es sorprender y romper los esquemas a través de esa peculiar mezcla estética. Y vaya si lo consigue, algo que no es fácil teniendo en cuenta que ahora todos solemos estar sobre estimulados.

El museo de objetos industriales. Fuente: Per-Ivar Nikolaisen

¿Y ESTO CÓMO VA?

En el interior del museo se entremezclan objetos de la vida cotidiana con elementos que muy difícilmente muchos de nosotros hayamos visto antes, creando una atmósfera irreal, entre inquietante, fascinante y perturbadora. Parece el laboratorio de un científico loco. Hay artículos que en su momento fueron muy avanzados para la época y son imposibles de adivinar. Pero eso es lo divertido, echar a volar la imaginación en un recorrido de descubrimientos y sorpresas, intentando descifrar el enigma del extravagante objeto que tienes enfrente. Ni siquiera nos condicionan con descripciones de los objetos, aunque muchos de ellos hablan por sí solos. Tan solo tienes que aplicar la ¿lógica? 

Pero para los que necesiten un tutorial hasta de cómo hervir agua, el dueño te explicará todo después del juego de adivinanza. Incluso puedes interactuar con algunos de los objetos que hay. Eso sí, pregunta primero, no vaya a ser…

Cámara de gas sobre maniquí de madera. Fuente: Per-Ivar Nikolaisen

¿Dónde encuentra las cosas? Es algo que no podremos saber, prefiere mantener a su proveedores en el anonimato. Como la receta de la Coca-Cola, todo tiene su ingrediente secreto.

WHO THE FUCK IS THAT GUY?

El artífice de este estrambótico lugar es el fotógrafo ruso Vlad Korneev, que durante décadas ha coleccionado antiguos equipos médicos, objetos industriales inusuales y cosas cotidianas en desuso que ha rescatado del baúl de los recuerdos de Tutankamón.

Vlad-Korneev-fundador
El fotógrafo ruso Vlad Korneev. Fuente: Per-Ivar Nikolaisen

A Vlad le fascinan las cosas que tienen una forma humana. Se nota nada más entrar porque están por todos lados. Pero además restaura los objetos que están más destrozados e incluso crea elementos totalmente nuevos ensamblando diferentes piezas. 

Objeto con forma humana. Fuente: Fan page designpanoptikum

¿Y por qué Berlín? No hay más que conocer un poco la cultura de la ciudad para saberlo. Para Korneev está claro “Berlín es un lugar donde con poco dinero puedes desarrollar grandes ideas”. Design Panoptikum es una alternativa al Berlín mega turístico, una opción para turistas que buscan la autenticidad y la historia de una manera diferente. Y es que a eso hemos venido, ¿no?

creador-design-panoptikum
Vlad Korneev, creador del Design Panoptikum. Fuente: Per-Ivar Nikolaisen

TOMA TODO MI DINERO

Seguramente todos tengamos nuestro propio museo de cosas extrañas en casa: cosas de hace muchos años, regalos que no sabes ni para qué sirven y los típicos chismes rotos que guardas para repararlos pero que nunca encuentras un tiempo para ello.

Aunque siempre puedes completar tu colección con una de las piezas del Design Panoptikum. Incluso el mismísimo Karl Lagerfeld llegó a comprar uno de sus objetos. Las piezas también se pueden alquilar para películas o sesiones de fotos. Una buena estrategia de diversificación.

¿QUÉ NECESITO SABER?

¿Te ha flipado? Compártelo

CATEGORIAS Y TAGS

También te puede interesar…

EL CINE MÓVIL DE ESPAÑA QUE RECORRE LOS PUEBLOS

La Barraca de Cine es el cine móvil de España que alegra la vida de muchos pueblos. Les lleva pelis, coloquios, teatro y hasta talleres.

LA RELIGIÓN MÁS DIVERTIDA Y SU IGLESIA PATÓLICA

El mejor cóctel de religión, humor y reflexión de la mano de un pato de goma.

EL ILEGAL MUSEO DE SAN FRANCISCO

El museo de San Francisco que tiene más LSD que todo el departamento antidroga de Estados Unidos. Tripis para todos.

EL ESPECTACULAR BAR CLANDESTINO DE NUEVA YORK

The Back Room es un auténtico bar clandestino de Nueva York que te hará viajar a los años 20. Sigue teniendo la misma entrada secreta que hace 100 años.

EL JUEGO DEL CLUEDO EN VERSIÓN REAL

Dale caña a tu instinto policíaco resolviendo un crimen en un lugar de lo más misterioso. Ya puedes formar parte de un Cluedo gigante.

LO QUE NO TE IMAGINABAS VER EN TAILANDIA, LA CASA NEGRA

Entre las maravillas tailandesas tienes esta especie de anti-templo que representa el budismo de una forma jamás vista.

YO TAMBIÉN HE QUERIDO MONTAR UN BAR

Tofuro es un bar de Madrid que tiene de todo para pasar un rato fuera de lo común. Puedes flipar con sus juegos, como su escape room, su cluedo en vivo o su loco concurso de tele.

MEDIANO, EL ATLANTIS DE HUESCA

Crónica de un pueblo que tuvo que huir para no ahogarse, pero cuya historia sigue viva.

CAKELAND, LA GALERÍA EXPERIENCIAL DE LOS ÁNGELES

Prepara todos tus sentidos para este paseo entre monstruosas tartas que te atraen y te causan repulsión al mismo tiempo.

TEXOLA, EL PUEBLO FANTASMA DE LA RUTA 66

Viajar a otra época mientras recorres un pequeño pueblo fantasma de la Ruta 66, una mezcla de curiosidad, nostalgia y canguelo.

SÍGUENOS

DESTACADAS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *